<p>Adolf Hitler (de pie en la parte delantera de un automóvil) ingresa en Danzig. El distrito de Danzig se incorporó a la Gran Alemania luego de la invasión de Polonia. Danzig (actualmente Gdansk), 19 de septiembre de 1939.</p>

Danzig

En el Tratado de Versalles de 1919, las potencias vencedoras de la Primera Guerra Mundial (Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y los otros estados aliados) impusieron a la derrotada Alemania condiciones punitivas para su territorio, milicia y economía. Una de las disposiciones exigía que Alemania cediera Prusia Occidental al estado de Polonia, recientemente reconstruido. Danzig, una ciudad con mayoría étnica alemana, se convirtió en una “ciudad libre” bajo la protección de la Liga de las Naciones (la organización mundial de estados establecida por el tratado), pero con vínculos administrativos con Polonia.

Hitler estaba decidido a anular las disposiciones militares y territoriales del Tratado de Versalles y a incluir a la etnia alemana en el Reich. Como preparación para la guerra con Polonia, en la primavera de 1939 Hitler exigió para Alemania la anexión de la Ciudad Libre de Danzig a Alemania y también el acceso ferroviario extraterritorial por el “Corredor polaco”, la frontera de Polonia con Prusia Oriental.

La ocupación alemana de Bohemia y Moravia en marzo de 1939 (en violación del Pacto de Munich de 1938) convenció a Gran Bretaña y Francia de que no se podía confiar en que Hitler negociara de buena fe. Por esa razón, garantizaron la integridad del territorio polaco contra la agresión alemana. Alemania invadió Polonia el 1 de septiembre de 1939. Gran Bretaña y Francia declararon la guerra a Alemania el 3 de septiembre. De esta manera, la invasión alemana de Polonia dio inicio a la Segunda Guerra Mundial.

Al cabo de algunas semanas, los polacos se rindieron. Alemania anexó la mayor parte de Polonia occidental y Danzig. En septiembre de 1939, los alemanes construyeron el campo de Stutthof en una zona boscosa al oeste de la ciudad del mismo nombre, ubicada a unos 35 kilómetros al este de Danzig.

Originariamente, Stutthof fue un campo de reclusión civil bajo el mando del jefe de policía de Danzig. En noviembre de 1941, se convirtió en un centro de detención de la policía de seguridad para prisioneros políticos y personas acusadas de violar la disciplina laboral. Finalmente, en enero de 1942, Stutthof pasó a ser un campo de concentración en la jurisdicción de la Oficina Principal Económica y Administrativa de las SS. Se crearon más de 100 subcampos de Stutthof en varias partes del norte y el centro de Polonia, entre los que estaba el de Danzig.

Después de la Segunda Guerra Mundial, Danzig y sus alrededores pasaron a ser parte de Polonia. Los pobladores alemanes huyeron o fueron expulsados. Los polacos dieron a la ciudad el nuevo nombre de Gdansk.