The first transport of Jews arriving at the Drancy transit camp by bus [LCID: 55637]

Drancy

El campo de Drancy, así llamado por el barrio al noreste de Paris donde se encontraba, fue establecido por los alemanes en agosto de 1941 como un campo de internamiento para los judíos extranjeros en Francia; luego se convirtió en el campo principal para inicialmente detener a los judíos que iban a ser deportados de Francia. Hasta el 1 de julio de 1943, la policía francesa manejó el campo bajo el control de la policía de seguridad alemana. En julio de 1943, los alemanes tomaron control directo del campo y Alois Brunner, un oficial de las SS, fue nombrado comandante del campo.

El campo era un edificio de varios pisos en forma de U que había servido como cuartel policial antes de la guerra. Alambre de púas circundaba el edificio y su patio. El campo tenía una capacidad de alojamiento de 5.000 prisioneros. Cinco subcampos, usados primariamente para almacenar efectos personales confiscados a los judíos, se hallaban a través de Paris: en la estación de Austerlitz, el Hotel Cahen d'Anvers, el depósito de muebles Levitan, el muelle de Bercy, y la Rue de Faubourg. Aproximadamente 70.000 prisioneros pasaron a través de Drancy entre agosto de 1941 y agosto de 1944. Excepto una pequeña minoría de prisioneros (la mayoría de ellos, miembros de la resistencia francesa), la mayoría de los prisioneros de Drancy eran judíos. Unos pocos miles de prisioneros lograron ser liberados durante el primer año de la existencia del campo.

Durante el verano de 1942, los alemanes empezaron sistemáticamente a deportar los judíos de Drancy hacia los campos de exterminio en la Polonia ocupada. En el primer transporte, que partió el 22 de junio de 1942, mil judíos fueron enviados a Auschwitz-Birkenau. En total, entre el primer transporte y el último el 31 de julio de 1944, 64.759 judíos fueron deportados de Drancy en 64 transportes. Aproximadamente 61.000 de estos judíos fueron enviados a Auschwitz-Birkenau. Los alemanes también deportaron 3.753 judíos de Drancy al campo de exterminio de Sobibor.

Un tercio de los judíos deportados de Drancy eran ciudadanos franceses. Otros eran judíos extranjeros que habían emigrado a Francia en los años veinte y treinta, y eran originarios primariamente de Polonia, Alemania y, después de 1938, Austria. Muchos de los judíos internados en Drancy eran intelectuales y artistas franceses distinguidos, incluyendo el poeta Max Jacob, el coreógrafo Renee Blum, y el filosofo Tristan Bernard.

El 15 y 16 de agosto de 1944, mientras las tropas aliadas se acercaban, las autoridades alemanas en Drancy quemaron todos los documentos del campo y huyeron. Raoul Nordling, el cónsul general sueco, tomó control del campo el 17 de agosto y pidió a la Cruz Roja de Francia cuidar a los 1.500 prisioneros que quedaron en Drancy. Menos de 2.000 de los casi 65.000 judíos deportados del campo de Drancy sobrevivieron el holocausto.