Auxilio y rescate de los judíos

Durante el Holocausto, innumerables organizaciones y personas judías de todo el mundo hicieron lo que pudieron por salvar a sus hermanos. Si bien estos esfuerzos de rescate fueron iniciados por judíos, la mayoría hubiese tenido muy poco éxito sin la ayuda de numerosas personas compasivas no judías.

RESCATE DE LOS NIÑOS

Las acciones organizadas para rescatar a los niños comenzaron incluso antes del comienzo de la Segunda Guerra Mundial. La Aliyah de jóvenes (la inmigración de jóvenes), (un movimiento fundado para el traslado de niños judíos desde Alemania a Palestina), auspiciada por la Agencia Judía en Jerusalén, logró llevar más de 14.000 niños sin compañía a Palestina y Gran Bretaña entre 1933 y 1945. En Gran Bretaña, un grupo tutelar conocido como el Movimiento para el Cuidado de los Niños organizó el viaje y albergue de más de 10.000 niños refugiados judíos europeos entre diciembre de 1938 y septiembre de 1939. Dado que estos niños viajaban sin sus padres, la operación se denominó Kindertransport (transporte de niños).

En Francia, tres organizaciones judías hicieron intentos organizados para rescatar a los niños. El más conocido fue el Oeuvre de Secours aux Enfants (la Sociedad de Ayuda para los Niños; OSE). Otros movimientos activos en esta región fueron el Eclaireurs Israelites de France (un movimiento scout judío) y el Mouvement des Jeunesses Sionistes (un movimiento juvenil sionista). Con operaciones por todo el país, los miembros de estos grupos utilizaban sus instituciones como escondites para los niños judíos, especialmente para los refugiados extranjeros más vulnerables. También organizaban la liberación de niños de campos de detención, y luego los pasaban de contrabando a la seguridad de Suiza o España. A nivel local en Francia, el Comité rue Amelot, la organización comunista judía "Solidarité" de París, el grupo Service Andres de Marsella y el Groupe Maurice Cachoud de Niza, que se especializaban en el traslado secreto de niños a refugios en Suiza, llevaron a cabo actividades similares. Gracias a estos esfuerzos, se salvaron nada más y nada menos que entre 12.000 y 15.000 niños de la deportación y una muerte casi segura.

ESCAPE A TRAVÉS DEL LEJANO ORIENTE

El escape a través de Asia Oriental fue una opción que salvó las vidas de miles de refugiados judíos polacos en Lituania. Organizados por el líder sionista Zorah Warhaftig, muchos refugiados pudieron obtener visas de tránsito de Chiune Sugihara, el cónsul japonés en Kovno, así como de compasivos diplomáticos holandeses. Luego tenían que negociar con las autoridades soviéticas para obtener las visas de salida. En poder de esta documentación, unos 2.178 refugiados judíos polacos ingresaron a Japón entre octubre de 1940 y agosto de 1941. La mayoría de ellos fueron enviados posteriormente a Shanghai, en la China ocupada por los japoneses, donde permanecieron durante todo el transcurso de la guerra.

ESFUERZOS DEL YISHUV

El Yishuv (asentamiento judío en Palestina) envió 37 paracaidistas a Europa en auxilio de los judíos bajo la opresión nazi. Los nazis capturaron y fusilaron a siete de los paracaidistas, entre ellos, Hannah Szenes (en Hungría), Haviva Reik (en Eslovaquia) y Enzo Sereni (en Alemania).

El Yishuv también organizó la inmigración “ilegal” a Palestina, en una operación continua conocida como Aliyah Bet. Los grupos sionistas, especialmente sus jóvenes integrantes, facilitaron la migración tanto de particulares como de grupos pequeños desde Viena, Berlín, Praga y Varsovia, entre otros lugares. En un principio, los barcos de la Aliyah Bet partían desde puertos griegos. Posteriormente, la vía principal era por barco desde el río Danubio, a través del Mar Negro, hacia el Mediterráneo. Estas travesías, que se complicaron más cuando empezó la guerra, fueron llevadas a cabo con el auspicio de dos organizaciones políticas rivales de Palestina: el sionismo socialista (o laborista) y la derecha revisionista.

A pesar de los peligros, se llevaron a cabo 62 de dichas travesías entre 1937 y 1944. Desde enero de 1939 hasta diciembre de 1944, 18.879 judíos llegaron a Palestina por mar. Unos 1.393 pasajeros documentados no llegaron a Palestina y pueden haberse ahogado en el camino.

Después de la Segunda Guerra Mundial, el Grupo de la Brigada Judía y ex partisanos organizaron la Brihah, el éxodo en masa de 250.000 refugiados a Palestina. El Comité Judío Americano para la Distribución Conjunta y la Agencia Judía de Palestina brindaron una importante ayuda a los sobrevivientes del Holocausto en los campos de refugiados.

RESCATE DE LOS JUDÍOS

Hubo varios intentos por rescatar a los judíos mediante el ofrecimiento de dinero a las autoridades.

En Eslovaquia, el “Grupo Trabajador” una organización secreta para el rescate de judíos encabezada por la dirigente sionista Gisi Fleischmann y el rabino Michael Dov Weissmandel ofrecieron un soborno al capitán de las SS Dieter Wisliceny, el subdirector de Eichmann en la sección judía de las SS y el funcionario que supervisaba la deportación de los judíos eslovacos en 1942. No hay pruebas definitivas de que las deportaciones desde Eslovaquia se hayan suspendido a raíz del soborno, aunque puede haber influenciado la decisión. Se sabe con más certeza que los sobornos de funcionarios eslovacos por parte del Grupo Trabajador ayudaron a la apertura en 1942 de Novaky, Sered y Vihne, tres campos de trabajos forzados a los que los judíos podían ser deportados y permanecer comparativamente a salvo, a diferencia de los campos de exterminio. De este modo, nada más y nada menos que 4.000 judíos eslovacos se salvaron de una muerte segura. En una estrategia conocida como el “Plan de Europa”, los integrantes del Grupo Trabajador también intentaron recaudar entre dos y tres millones de dólares de los judíos del mundo libre para pagarles a los nazis a fin de que suspendan las deportaciones a los campos de exterminio.

En Hungría, se fundó el Comité de Ayuda y Rescate de Budapest en 1941 que participó en varias iniciativas para salvar a judíos polacos, eslovacos y húngaros. En 1943, el grupo se transformó en una rama reconocida de la Agencia Judía para Palestina. En mayo de 1944, después de la ocupación alemana de Hungría, se acercaron a los funcionarios de las SS Adolf Eichmann (uno de los protagonistas de la “Solución Final”) y Kurt Becher. Se cree que Eichmann ofreció “intercambiar” un millón de judíos por ciertos bienes no especificados. Aunque el trato nunca se materializó, debido a las objeciones de los aliados, los negociadores del Comité finalmente persuadieron a los nazis de que permitieran el traslado de 1.684 judíos húngaros para que abandonen Budapest el 30 de junio de 1944. Tras una breve estadía en Bergen-Belsen, estos judíos llegaron a Suiza.

RESCATE DE RABINOS

En noviembre de 1939, la Unión de Rabinos Ortodoxos de los Estados Unidos estableció el "Va'ad ha-Hatsala" (comité de rescate), una agencia de ayuda y rescate cuyo objetivo explícito era salvar a los rabinos europeos, estudiantes yeshiva (academia de rabinos) y otros judíos ortodoxos. Entre 1940 y 1941, el Va'ad colaboró en la emigración de aproximadamente 650 rabinos y estudiantes de Lituania a los Estados Unidos, Palestina, Asia central y Shanghai.

En 1942, tras la revelación del asesinato en masa del pueblo judío europeo, el Va'ad comenzó a participar en actividades políticas destinadas a rescatar a los judíos bajo la ocupación nazi. Unos 400 rabinos estadounidenses realizaron una marcha de protesta en Washington D.C. el 6 de octubre de 1943. Durante el período comprendido entre 1944 y 1945, el Va'ad, a través de sus ramas en Suiza, Suecia, Turquía y Tánger, promovió iniciativas para rescatar a los judíos. Una de las más exitosas fue el rescate de 1.220 judíos de Theresienstadt. Como resultado de las negociaciones entre la política suiza Jean Marie Musy (patrocinada por el Va'ad) y el jefe de las SS Heinrich Himmler, estos prisioneros fueron liberados en Suiza en febrero de 1945.

A pesar de los diversos y valientes esfuerzos de los grupos judíos que lideraron el rescate de miles de sus correligionarios, poco pudieron hacer para salvar a millones de judíos europeos del genocidio nazi.

Thank you for supporting our work

We would like to thank The Crown and Goodman Family and the Abe and Ida Cooper Foundation for supporting the ongoing work to create content and resources for the Holocaust Encyclopedia. View the list of all donors.