<p>Restos calcinados de cuerpos cerca de los crematorios en el campo de Majdanek, después de la liberación. Polonia, después del 22 de julio de 1944.</p>

Campo de concentración de Lublin/Majdanek: condiciones

  • Twitter
  • Facebook
  • Citar
  • Imprimir
  • Español

    Esta página también está disponible en:

Mientras existió, el campo de Majdanek estuvo siempre en obra. Su construcción comenzó en octubre de 1941 con la llegada de 2.000 prisioneros de guerra soviéticos. La mayoría de los prisioneros que estaban en Majdanek eran demasiado débiles para trabajar; en febrero de 1942 prácticamente todos estaban muertos. Las SS también reclutaron a judíos procedentes del campo de la calle Lipowa, ubicado en el centro de Lublin, para que realizaran trabajos forzados y ayudaran a construir este campo. Los días 11 y 12 de diciembre de 1941, las SS arrestaron a más de 300 judíos en las calles de Lublin y seleccionó a 150 de ellos para que fueran los primeros prisioneros judíos encarcelados en Majdanek. Durante enero y febrero de 1942, las SS y la policía seleccionaron judíos polacos del ghetto de Lublin y los llevaron a Majdanek para que realizaran trabajos forzados. En esos mismos meses, también llegaron los primeros prisioneros polacos no judíos.

Las condiciones en el campo durante el frío glacial del invierno de 1941-1942 fueron letales. Las SS fusilaron en las afueras del campo o en el bosque de Krepiecki, al norte de Lublin, a los prisioneros que eran demasiado débiles para trabajar.

En la primavera de 1942, los alemanes comenzaron a implementar la llamada “solución final” en el Generalgouvernement dentro del marco de la Operación Reinhard. Las SS desviaron a Majdanek a los prisioneros capaces de trabajar que habían seleccionado de los transportes con rumbo a los centros de exterminio, a menudo cuando el tren estaba parado en la estación central de trenes de Lublin. Entre el 29 de marzo y mediados de junio de 1942, alrededor de 7.000 judíos eslovacos con rumbo a Auschwitz y Belzec fueron desviados a Majdanek. Las SS también seleccionaron personas para trabajar de los transportes de judíos alemanes, austriacos y checos con destino a los ghettos de los campos de Izbica y Piaski y el centro de exterminio de Sobibor.

Antes del verano de 1942, las SS y la policía habían retirado a dos mil judíos checos de los trenes que los llevaban desde Theresienstadt al distrito de Lublin, y los habían enviado a Majdanek para que realizaran trabajos forzados. Durante las deportaciones desde el ghetto de Varsovia hacia el centro de exterminio de Treblinka en el verano de 1942, aproximadamente 10.000 judíos, la mayoría de ellos de entre veinte y cuarenta años, también fueron desviados a Lublin para que realizaran trabajos forzados; las SS enviaron una cantidad indeterminada de ellos a Majdanek.

Cuando el centro de exterminio de Belzec cerró en el otoño de 1942, unos 25.000 judíos que hubieran sido destinados a ese centro fueron enviados a Majdanek. No queda claro si los alemanes mataron a estos judíos de inmediato en Majdanek o si los registraron como prisioneros. Si no los mataron cuando llegaron, prácticamente todos estos judíos murieron o fueron asesinados durante los seis meses siguientes.

Después de que los alemanes destruyeron el ghetto de Varsovia en la primavera de 1943, los funcionarios de las SS y la policía deportaron a Majdanek entre 18.000 y 22.000 sobrevivientes de la sublevación, incluidos mujeres y niños, para que realizaran trabajos forzados, junto con el equipo de algunos de los talleres del ghetto de Varsovia. Las SS pretendían que estos prisioneros trabajaran para el beneficio de un nuevo sistema de despliegue de trabajo de las SS, East Industries, Inc. (Ostindustrie, GmbH). La documentación disponible es insuficiente para determinar cuántos sobrevivientes judíos había del ghetto de Varsovia y si los mataron cuando llegaron a Majdanek. Unos 3.000 de ellos pueden haber sido finalmente trasladados al campo de trabajos forzados de Budzyn.

En el invierno de 1941-1942, las autoridades del campo comenzaron a usar gas Zyklon B para asesinar en una cámara de gas provisoria a los prisioneros demasiado débiles para trabajar. Las operaciones de asesinato masivo con gas de guerra comenzaron en Majdanek en octubre de 1942 y continuaron hasta fines de 1943. Aparentemente hubo tres cámaras de gas en Majdanek; al menos dos de ellas eran salones de duchas acondicionadas para el uso de gas Zyklon B. Al menos una de esas dos se usó para matar a seres humanos. Algunas fuentes hablan de una tercera cámara de gas, en la que, según trascendió, se mataba con monóxido de carbono.

Majdanek también tuvo una función importante en la Operación Reinhard; contenía instalaciones de almacenamiento para ropa y objetos personales que robaban a los judíos antes de que murieran en los campos de exterminio de Belzec, Sobibor y Treblinka II. A los prisioneros de Majdanek también se los reclutó en el gran “Depósito de ropa” (Bekleidungslager) ubicado en la ciudad de Lublin.

FESTIVAL DE LA COSECHA

Nerviosa por la resistencia judía durante las deportaciones de los ghettos de Bialystok y Vilna, respectivamente en agosto y septiembre de 1943, y por las sublevaciones en los centros de exterminio de Treblinka y Sobibor, respectivamente en agosto y octubre de 1943, la dirección de las SS en Berlín decidió matar a los judíos que quedaban en el distrito de Lublin, incluidos los encarcelados en Majdanek.

El 3 de noviembre de 1943, en la Operación Erntefest (Festival de la Cosecha), unidades especiales de las SS y la policía enviadas a Lublin específicamente para ese fin, fusilaron a 18.000 judíos en las afueras del campo. Al menos 8.000 de las víctimas eran prisioneros de Majdanek; los otros 11.000 eran personas que realizaban trabajos forzados en otros campos o prisiones de la ciudad de Lublin. Durante la operación, se puso música en altavoces por todo el campo para ahogar el ruido del asesinato masivo. Esta masacre en Majdanek el 3 de noviembre de 1943 fue, por la cantidad de víctimas, la matanza más grande ejecutada en un solo día y en el mismo lugar durante el Holocausto.

PRISIONEROS

Entre el 29 de abril de 1942 y el 3 de noviembre de 1943, los prisioneros judíos representaban la gran mayoría de los registrados en Majdanek. Investigaciones recientes indican que las SS deportaron entre 74.000 y 90.000 judíos al campo principal de Majdanek (sin contar los subcampos). Al menos 56.500 eran judíos polacos: 26.000 del distrito de Lublin, 20.000 del ghetto de Varsovia, 6.500 del ghetto de Bialystok, y aproximadamente 4.000 deportados de otros campos de trabajo entre noviembre de 1943 y mayo de 1944.

Al menos 17.500 vinieron de otros países europeos: 8.500 de Eslovaquia; 3.000 de Bohemia y Moravia; 3.000 de Alemania y Austria; 2.000 de Francia, Holanda y Grecia; y 1.000 judíos de otros países transferidos a Majdanek después del 3 de noviembre de 1943.

Las SS mataron a decenas de miles de judíos en Majdanek. La mayoría de ellos llegaron al campo para realizar trabajos forzados y murieron como resultado de las condiciones de vida brutalmente inhumanas o los mataron en las cámaras de gas después de que los alemanes decidieron que ya no podían seguir trabajando. Las cámaras de gas de Majdanek también se utilizaron para matar a prisioneros que ya no podían trabajar de otros campos de Lublin, como el campo de la calle Lipowa de esa ciudad. A algunas víctimas judías las mataron en las cámaras de gas cuando llegaron, aunque la documentación actualmente disponible no permite calcular la cantidad. No obstante, a muchos los mataron en fusilamientos. Muchos otros murieron por causa de enfermedad, hambre, exposición al frío y exceso de trabajo.

Si bien funcionó principalmente como un amplio campo de trabajos forzados para judíos polacos, Majdanek también fue un centro de detención para personas que eran efectiva o posiblemente miembros de la resistencia clandestina polaca en el Generalgouvernement y para polacos sospechosos de violar las rigurosas disposiciones emitidas por las autoridades de la ocupación alemana que dirigían la disciplina laboral. Después de los judíos, los polacos eran la mayor minoría de prisioneros en el campo. A mediados de octubre de 1942, de un total de 9.519 prisioneros registrados en el campo, 7.468 eran judíos (78,45%) y 1.884 polacos no judíos (19,79%). En agosto de 1943, había 16.206 prisioneros en el campo principal: 9.105 eran judíos (56,18%); y 3.893 (24,02%) polacos. Otros prisioneros de Majdanek eran alemanes, austriacos, checos, ucranianos, prisioneros de guerra soviéticos, civiles soviéticos, y algunos otros.

Majdanek también funcionó frecuentemente como campo de tránsito o parada temporal para civiles polacos y soviéticos deportados al Reich para realizar trabajos forzados o detenidos temporalmente después de que los alemanes los retiraron de un proyecto de reasentamiento por considerarlos indeseables. Por ejemplo, en 1943, las unidades de las SS y la policía alemana retiraron a unos 16.000 polacos del condado de Zamosc, al sudeste de Lublin, y los retuvieron temporalmente en Majdanek. Himmler había ordenado la “limpieza” de los pueblos polacos del condado de Zamosc como primer paso para la llamada “alemanización de Polonia”. Los alemanes expulsaron a unos 110.000 polacos de la región. Miles de ellos fueron deportados a Auschwitz y Majdanek, y otros miles enviados a realizar trabajos forzados en Alemania.

Después de las matanzas del “Festival de la Cosecha”, los judíos de Lublin/Majdanek dejaron de ser mayoría entre los prisioneros. A fines de 1943, de los 6.562 prisioneros registrados en Majdanek, aproximadamente 71 eran judíos. A mediados de marzo de 1944, cuando llevaron al campo principal a los judíos sobrevivientes de varios subcampos de Majdanek para una eventual evacuación hacia el oeste a Auschwitz y otros campos de concentración del Reich, 834 judíos fueron encarcelados en Majdanek. A algunos los mataron en las cámaras de gas entre marzo y julio de 1944; las SS trasladaron al resto a Auschwitz y Plaszow.

SUBCAMPOS

Antes de su conversión formal a un campo de concentración, Majdanek no tenía subcampos formales. A principios del otoño de 1943, los campos de trabajo forzado que quedaban en el distrito de Lublin (Budzyn, Trawniki, Poniatowa, Krasnik, Pulawy, y los campos de Airstrip y Lipowa en Lublin) pasaron a ser subcampos de Majdanek. Seis semanas más tarde, Poniatowa y los dos campos de Lublin se disolvieron después del asesinato de sus prisioneros judíos durante el “Festival de la Cosecha”. Quedó un pequeño destacamento para trabajo judío en Trawniki hasta el traslado de sus aproximadamente 50 prisioneros a Majdanek en mayo de 1944. Debido a su conexión con una fábrica de piezas de aviones, Budzyn sobrevivió hasta el traslado de los últimos 1.000 prisioneros a Majdanek en mayo de 1944.

Krasnik se disolvió en marzo de 1944; sus prisioneros fueron trasladados a Majdanek. Pulawy fue evacuado en julio de 1944; se desconoce el destino de su pequeño destacamento de trabajadores judíos.

En los primeros meses de 1944, Majdanek adoptó como nuevos subcampos otros campos de trabajos forzados para judíos fuera del distrito de Lublin, entre ellos Blizyn en el distrito de Radom, ciudad de Radom, y el subcampo de Varsovia, ubicado en las ruinas del ghetto de Varsovia.

LIBERACIÓN

A fines de julio de 1944, cuando las fuerzas soviéticas se acercaron a Lublin, los alemanes rápidamente evacuaron Majdanek. Las SS habían evacuado a la mayor parte de los prisioneros a campos de concentración ubicados más al oeste durante la primavera de 1944. El 24 de julio, las tropas soviéticas capturaron Lublin y liberaron Majdanek. Los alemanes no tuvieron tiempo para desmantelar el campo por completo. Majdanek fue capturado prácticamente intacto y fue el primer campo de concentración importante en ser liberado. Las autoridades soviéticas invitaron a la prensa a inspeccionar el campo y las pruebas de los horrores que se habían cometido allí.