Theresienstadt: otros prisioneros

  • Twitter
  • Facebook
  • Citar
  • Imprimir
  • Español

    Esta página también está disponible en:

Además de los judíos del Gran Reich alemán y el Protectorado, después de junio de 1942 fueron enviados a Theresienstadt pequeños grupos de prisioneros judíos de otros países bajo ocupación alemana.

En el grupo más grande había 4.894 holandeses y tres franceses que fueron transportados desde los Países Bajos en 1943 y 1944, en su mayoría desde el campo de tránsito de Westerbork, pero también de Bergen-Belsen. Muchos de los 297 judíos que llegaron a Theresienstadt procedentes de los Países Bajos en 1943 eran en realidad alemanes o austriacos que habían emigrado a los Países Bajos durante la década de 1930. Las SS deportaron a 3.010 judíos holandeses (61,5 por ciento) a Auschwitz; al menos otros 169 murieron en el campo-ghetto de Theresienstadt antes del 15 de abril de 1945. Aproximadamente 1.500 sobrevivieron.

En agosto de 1943, las unidades de las SS y la policía que se desplegaron en la destrucción del ghetto de Bialystok, capturaron a varios miles de judíos que se habían ocultado. Dividieron a los prisioneros por edad (adultos y niños), y luego separaron a los hombres y las mujeres adultos. Fusilaron a los adultos mientras los identificados como niños, la mayoría menores de 14 años, observaban. Como los niños mayores tenían conocimiento de los fusilamientos masivos y las deportaciones del ghetto y de rumores precisos sobre las cámaras de gas, las autoridades del campo-ghetto encarcelaron a todos los niños en un cuartel aislado, y eligieron a 53 residentes del campo-ghetto, entre ellos un médico, varias enfermeras y Ottilie Kafka, la hermana del destacado escritor judío checo Franz Kafka, para que cuidaran de los niños. Los 53 cuidadores también estaban aislados en un cuartel cuidadosamente vigilado para que no pudieran transmitir la información de su traumatizada responsabilidad a otros prisioneros del campo-ghetto. El 5 de octubre de 1943, por motivos igualmente confusos, pero más coherentes con la política alemana, las SS colocaron a los 1.196 niños sobrevivientes y sus 53 cuidadores en un transporte que los llevó a Auschwitz. Ninguno de los niños ni sus cuidadores sobrevivieron.

Después del esfuerzo frustrado de las autoridades alemanas por capturar y deportar a la población judía de Dinamarca a principios de octubre de 1943, la policía alemana envió en barco a los 456 de los 476 judíos daneses que capturaron a Theresienstadt, donde vivieron en un complejo separado. Los 20 daneses restantes llegaron a Theresienstadt en 1944 de los campos de concentración de Ravensbrück y Oranienburg. Los prisioneros daneses se beneficiaron con la obstinada perseverancia con que las autoridades danesas molestaron a las autoridades alemanas para que permitieran que se enviaran provisiones a los prisioneros y permitieran que los representantes de la Cruz Roja danesa visitaran Theresienstadt. De los 476 judíos daneses, 423 sobrevivieron a la guerra. Otros 52 murieron en el campo y uno fue deportado, se supone que a Auschwitz.

Thank you for supporting our work

We would like to thank The Crown and Goodman Family and the Abe and Ida Cooper Foundation for supporting the ongoing work to create content and resources for the Holocaust Encyclopedia. View the list of all donors.