Testimonio

Leo Bretholz

Después de que los alemanes se anexaron Austria en 1938, Leo intentó huir. A la larga llegó a Bélgica. En 1940 fue deportado al campo de St.-Cyprien, en Francia, pero consiguió escapar. En 1942, Leo fue introducido de contrabando en Suiza, pero lo arrestaron y enviaron de vuelta a Francia, esta vez a los campos de Rivesaltes y Drancy. Junto con un amigo, escapó del tren en el que los habían deportado a Auschwitz, en Polonia. Leo se unió a la resistencia francesa en 1943. Emigró a Estados Unidos en 1947.

La transcripción completa

Drancy era un complejo construido para servir de barracas militares. Era un complejo de varios pisos, casi como un estadio, porque era redondo. Pero debido a la guerra, al inicio de la guerra, esa edificación, la estructura, nunca terminó de construirse. Así que las habitaciones en las que nos pusieron eran enormes y abiertas, con el piso de concreto y las tuberías al descubierto, con la instalación eléctrica a medias, la plomería a medias, todo improvisado y de concreto. No había ventanas. Es decir, no había cristales en las ventanas. Tan sólo la abertura donde se suponía que iban a ir después los marcos de las ventanas. Y como no se habían hecho las ventanas, todo estaba abierto, dejaba pasar el viento. Y sobre el concreto, paja. Hombres, mujeres y niños, todos juntos. Las instalaciones comunitarias para lavarse eran mínimas; salía apenas un hilo de agua. También instalaciones sanitarias mínimas. Y había torres de vigilancia y cercas de alambre de púas. Un suburbio de París, cerca de la "civilización". La distribución de alimentos también era mínima. Allí fue donde nos dieron la estrella judía.


  • US Holocaust Memorial Museum Collection
Ver detalles de la colección

Share This