<p>Vista de Le Chambon, donde la mayoría de la población protestante del pueblo ocultaba a los judíos de los nazis. Le Chambon-sur-Lignon, Francia, fecha incierta.</p>

Le Chambon-sur-Lignon

Nadie preguntó quién era judío y quién no, de dónde veníamos, quién era nuestro padre o si podíamos pagar. Simplemente, nos aceptaron con calidez, dieron refugio a los niños, que por lo general no tenían padres, niños que tenían pesadillas y lloraban por las noches. Elizabeth Koenig-Kaufman, refugiada en Le Chambon cuando era niña

Entre diciembre de 1940 y septiembre de 1944, los pobladores de la localidad francesa de Le Chambon-sur-Lignon (5.000 habitantes) y las aldeas de la meseta circundante (24.000 habitantes) dieron refugio a unas 5.000 personas, de las cuales aproximadamente 3.000 a 3.500 eran judíos que huían de las autoridades de Vichy y de los alemanes.

Guiados por el pastor André Trocmé de la iglesia reformada de Francia, su esposa Magda y su asistente, el pastor Edouard Theis, los residentes de estos pueblos ofrecieron refugio en viviendas privadas, hoteles, granjas y escuelas. Hicieron tarjetas de identificación y de ración para los refugiados, y en algunos casos los guiaron para cruzar la frontera a Suiza, cuya posición era neutral. Estas medidas de rescate fueron poco comunes durante el período del Holocausto, ya que participó de ellas la mayoría de la población de toda una región.

HISTORIA

Le Chambon-sur-Lignon es una localidad ubicada en la meseta de Vivarais en el departamento de Alto Loira de Auvernia, una región montañosa en la parte central del sur de Francia. Hasta noviembre de 1942, se encontraba en la zona no ocupada de ese país. La historia de Le Chambon y sus alrededores influenció la conducta de sus residentes durante el régimen de Vichy y bajo la ocupación alemana. Al igual que los protestantes hugonotes (calvinistas), habían sufrido la persecución de las autoridades católicas en Francia durante los siglos xvi al xviii, y más tarde dieron refugio a otros protestantes que huían de la discriminación y la persecución. Muchas personas de Le Chambon consideraban a los judíos un “pueblo elegido”, y cuando los guías acompañaban a los que estaban en peligro 300 kilómetros hasta la frontera suiza, sabían que seguían el mismo camino que habían recorrido sus perseguidos hermanos hugonotes varios siglos antes.

En la meseta de Vivarais, la memoria colectiva de su propio sufrimiento como minoría religiosa generó fuertes sospechas en los gobiernos autoritarios. La mayoría de los hugonotes de la zona se negaron a colaborar con el gobierno de Vichy, a jurar lealtad al mariscal Pétain (jefe de estado del régimen de Vichy) y a hacer sonar las campanas de la iglesia en su honor. Una vez que el gobierno de Vichy se estableció en junio de 1940, André Trocmé, pacifista comprometido, se embarcó en una campaña de desobediencia civil pacífica contra las autoridades. Trocmé, que a menudo predicaba en contra del antisemitismo, repudió la masiva redada de los judíos en París en el Velódromo de Invierno en julio de 1942 en un sermón público el 16 de agosto, en el cual afirmó: “la iglesia cristiana debe arrodillarse y pedir perdón a Dios por sus actuales defectos y cobardía”.

Si bien los seguidores de Trocmé y Theis fueron los principales catalizadores de la actividad de rescate sin violencia en la meseta de Vivarais, muchos otros participaron de la campaña, entre ellos pastores protestantes de las parroquias cercanas, católicos, cuáqueros estadounidenses, judíos, protestantes suizos, evangélicos, estudiantes de distintas creencias y no creyentes.

RESCATE

La campaña de rescate organizado comenzó durante el invierno de 1940, cuando el pastor Trocmé se puso en contacto con el Comité Estadounidense de Servicio de los Amigos (American Friends Service Committee), cuáqueros, en Marsella con el fin de ayudar en la provisión de suministros a los 30.000 judíos extranjeros que estaban en campos de reclusión en el sur de Francia. Trocmé inició una relación laboral con el líder cuáquero estadounidense Burns Chalmers, quien le dijo que si bien los cuáqueros podrían liberar a los reclusos de los campos, estos no tendrían adónde ir, ya que no había nadie preparado para ofrecerles refugio.

Trocmé le aseguró a Chalmers que su pueblo, Le Chambon, recibiría a los refugiados. Chalmers consiguió negociar la liberación de muchos judíos, especialmente niños, de algunos de los campos del sur, entre ellos Gurs, Le Milles y Rivesaltes. Además de los que llegaron a Le Chambon como resultado de esta campaña de rescate organizado, los judíos y otros grupos que estaban en peligro también llegaron a este pueblo solos o en grupos pequeños, una vez que corrió la voz de que la meseta de Vivarais era un lugar de refugio donde se los recibía con hospitalidad.

Los refugiados eran en su mayoría judíos nacidos en el extranjero, sin ciudadanía francesa. Gran parte de ellos eran niños. Se dispersaron entre los pequeños pueblos y granjas aislados de la región montañosa que rodeaba a Le Chambon. La Sociedad de Ayuda para los Niños (Oeuvre de Secours Aux Enfants, OSE), una organización de atención a niños franco-judíos, desempeñó un papel importante para acompañar a los niños a Le Chambon y colocarlos en hogares privados, casas de huéspedes, y en siete hogares financiados especialmente para brindarles refugio. La organización de cuáqueros, los congregacionalistas estadounidenses, la Cruz Roja Suiza e incluso gobiernos nacionales como el de Suecia aportaron fondos para el mantenimiento de los hogares. Los refugiados recibían documentos de identidad falsos, alimentos y ropa. Los niños incluso asistían a la escuela y participaban en organizaciones de jóvenes. Con el fin de mantener una apariencia de normalidad y ocultar la presencia de judíos en las comunidades, los niños asistían con frecuencia a los servicios religiosos protestantes. Sin embargo, Trocmé también fomentó los servicios judíos clandestinos.

Siempre que los habitantes de los pueblos se enteraban de la inminente visita de la policía de Vichy o redadas de la Policía de Seguridad Alemana, trasladaban a los refugiados a la zona rural y acompañaban a algunos de ellos a la frontera suiza. El Comité para la Coordinación de Actividades para los Desplazados (Comité Inter-Mouvements Auprès Des Évacués, CIMADE), una organización protestante de refugiados, fue especialmente activo en la búsqueda de rutas de escape a Suiza. Una de las rutas clandestinas más comunes era la que iba de Le Chambon a Annemasse y hasta la frontera con Suiza.

Al verse perseguidos por las autoridades de Vichy y por los alemanes, otros refugiados además de los judíos acudieron a Le Chambon en busca de asilo. Entre ellos se encontraban republicanos españoles que habían huido de los campos de reclusión, alemanes antinazis y muchos jóvenes franceses que intentaban evitar ser deportados a Alemania para realizar trabajos forzados. La región también refugió a miembros de la resistencia francesa, que se hizo activa en la región en 1942.

BAJO OCUPACIÓN ALEMANA

La unidad y la solidaridad de la población local obligaron a las autoridades de Vichy a actuar con cautela en la región. A veces los policías de Vichy daban a los pueblos advertencias informales antes de realizar las búsquedas. Sin embargo, este patrón cambió después de que los alemanes ocuparon el sur de Francia en noviembre de 1942. El 13 de febrero de 1943, la policía francesa arrestó a los pastores Trocmé y Theis, al igual que a Roger Darcissac, el director de la escuela primaria local, y los recluyó en un campo en Saint-Paul d'Eyjeaux, cerca de Limoges. Después de 28 días, las autoridades francesas liberaron a los tres hombres, quienes siguieron realizando actividades de rescate hasta fines de 1943, cuando debieron esconderse por causa de los rumores de un nuevo arresto. En ese momento, Magda Trocmé asumió el liderazgo de la iniciativa de rescate.

El 29 de junio de 1943, la policía alemana allanó una escuela secundaria local y arrestó a 18 estudiantes. Los alemanes identificaron a cinco de ellos como judíos y los enviaron a Auschwitz, donde murieron. La policía alemana también arrestó a su maestro Daniel Trocmé, primo del pastor Trocmé, y lo deportaron al campo de concentración Lublin/Majdanek, donde las SS lo mataron. Roger Le Forestier, médico de Le Chambon, especialmente activo en ayudar a los judíos a obtener documentos falsos, fue arrestado y posteriormente fusilado el 20 de agosto de 1944, en la prisión de Montluc por orden de la Gestapo en Lyon.

La Primera División Blindada Francesa liberó la meseta de Vivarais los días 2 y 3 de septiembre de 1944.

RECONOCIMIENTO

En 1990, el estado de Israel reconoció a todos los habitantes de Le Chambon y los pueblos cercanos conjuntamente como “Justos entre las naciones”. Además, a partir de diciembre de 2007, los israelitas han premiado a 40 personas de Le Chambon y sus alrededores con la designación de “Justos”. El presidente francés Jacques Chirac reconoció oficialmente el heroísmo del pueblo durante una visita que hizo a ese lugar el 8 de julio de 2004. En enero de 2007, el gobierno francés honró a los habitantes de Le Chambon en una ceremonia en el Panteón de París.

Le Chambon y sus pueblos vecinos son un excepcional ejemplo de esfuerzo de rescate colectivo durante el Holocausto.

Thank you for supporting our work

We would like to thank The Crown and Goodman Family and the Abe and Ida Cooper Foundation for supporting the ongoing work to create content and resources for the Holocaust Encyclopedia. View the list of all donors.