Ben Ferencz's tribunal pass [LCID: 20059dc3]

"El mayor juicio por asesinatos de la historia"

“Nuremberg me enseñó que crear un mundo de tolerancia y compasión sería una larga y ardua tarea. También me enseñó que, si no nos dedicábamos a desarrollar leyes mundiales efectivas, la misma mentalidad cruel que hizo posible el Holocausto podría algún día destruir a toda la humanidad”.
--Benjamin B. Ferencz

En el Tribunal Militar Internacional (IMT) y en los Procesos Posteriores de Nuremberg, la documentación de las pruebas y el proceso de los crímenes estaban entrelazados. Benjamin B. Ferencz participó en estas dos tareas esenciales. Ferencz nació en los Montes Cárpatos de Transilvania, en 1920. Su familia se trasladó a los Estados Unidos cuando él tenía diez meses de edad. Luego de graduarse de la Facultad de Derecho de Harvard, en 1943, se unió a un batallón de artillería antiaérea que se preparaba para invadir Francia. Cuando se revelaron las atrocidades nazis al término de la guerra, Ferencz fue transferido a una Sección de Crímenes de Guerra recientemente creada del Ejército de los Estados Unidos para recolectar pruebas de los crímenes.

Ferencz fue enviado a Berlín junto con otros 50 investigadores para registrar oficinas y archivos nazis. En sus manos habían pruebas abrumadoras del genocidio. Los Einsatzgruppen (equipos móviles de matanza) cometieron algunas de las más brutales atrocidades del Holocausto, entre ellas, las masacres de alrededor de un millón de judíos y decenas de miles de comisarios políticos soviéticos, partisanos, romaníes y personas discapacitadas.

Ferencz se convirtió en fiscal principal para los Estados Unidos en lo que la agencia Associated Press dio a llamar “el mayor juicio por asesinatos de la historia”: el Caso Einsatzgruppen de los Procesos Posteriores de Nuremberg. Veinticuatro acusados fueron imputados por el asesinato de más de un millón de personas. Ferencz tenía sólo 27 años de edad. Éste fue su primer caso.

El tribunal de Nuremberg observó que “el cargo de homicidio intencional, en este caso, alcanza semejantes proporciones fantásticas y supera en tal medida los límites de credibilidad que la verosimilitud debe ser sostenida con un afirmación repetida cien veces”. Veintidós de los acusados fueron declarados culpables. En total, 14 fueron sentenciados a muerte, dos a cadena perpetua, y cinco recibieron sentencias de 10 a 20 años. Uno de los culpables fue liberado inmediatamente con la condena cumplida. Finalmente, sólo 4 de las 14 sentencias de muerte se llevaron a cabo. Las sentencias de los otros acusados, todos asesinos de masas condenados, fueron luego conmutadas o reducidas.

Ferencz, un participante activo de los juicios en Nuremberg posteriores al Holocausto, comenta que su principal objetivo había sido establecer un precedente legal que fomente un mundo más humano y seguro en el futuro. Benjamin Ferencz es un franco partidario de la actual Corte Criminal Internacional y de otras campañas para reemplazar el “dominio de la fuerza por el dominio del derecho”.

Thank you for supporting our work

We would like to thank The Crown and Goodman Family and the Abe and Ida Cooper Foundation for supporting the ongoing work to create content and resources for the Holocaust Encyclopedia. View the list of all donors.