Group portrait of members of the Kalinin Jewish partisan unit (Bielski group) on guard duty at an airstrip in the Naliboki Forest. [LCID: 46677]

Los partisanos Bielski

HISTORIA

El grupo partisano Bielski, que operó en Bielorrusia occidental entre 1942 y 1944, fue uno de los esfuerzos más significativos de la resistencia judía contra la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

Si bien los miembros de este grupo peleaban contra los alemanes y sus colaboradores, sus líderes priorizaban el brindar refugio seguro a los judíos, especialmente mujeres, niños y ancianos que lograban huir hacia los bosques. Bajo la protección del grupo Bielski, más de 1.200 judíos sobrevivieron a la guerra. Fue uno de los esfuerzos de rescate más exitosos durante el Holocausto.

Después de invadir la Unión Soviética el 22 de junio de 1941, los alemanes ocuparon Bielorrusia occidental (antes de 1939, ese territorio había sido parte de Polonia; después de la invasión alemana a Polonia en 1939, fue anexionada a la Unión Soviética por un acuerdo anterior con Alemania). Allí las autoridades alemanas asesinaron a decenas de miles de judíos en el distrito de Nowogrodek (Novogrudok), incluidas las ciudades de Lida y Nowogrodek, entre julio de 1941 y el final de la primavera de 1942, y a quienes no habían matado los confinaron a los guetos en todo el distrito. Cuando las SS alemanas y las unidades policiales liquidaron estos guetos en 1942–1943, mataron a la mayoría de los que aun los habitaban.

Después de que los alemanes asesinaran a sus padres y a dos hermanos en el gueto de Nowogrodek en diciembre de 1941, tres hermanos sobrevivientes de la familia Bielski—Tuvia (1906–1987), Asael (1908–1945) y Zus (1910–1995)—fundaron un grupo partisano. Al principio, los hermanos Bielski solo intentaban salvar sus propias vidas y las vidas de sus familiares. Huyeron a los bosques cercanos de Zabielovo y Perelaz, donde formaron el núcleo de un destacamento partisano que, al principio, reunía unos 30 familiares y amigos.

Los miembros de la familia escogieron a Tuvia Bielski, un antiguo activista sionista, veterano del ejército polaco y líder carismático, para que comandara el grupo. Su hermano Asael se convirtió en su segundo al mando, mientras que Zus quedó a cargo del reconocimiento. Un cuarto hermano, mucho más joven que ellos, Aharon (1927- ), también formaba parte del grupo.

La familia Bielski se había dedicado a la agricultura en el poblado cercano de Stankiewicze, por eso los hermanos conocían bien la región. Estar familiarizados con su geografía, costumbres y habitantes los ayudó a eludir a las autoridades alemanas y a sus colaboradores bielorrusos. Con la ayuda de amigos bielorrusos no judíos, pudieron adquirir armas. Más tarde los partisanos Bielski agregaron a su arsenal armas capturadas a los alemanes, armas soviéticas y equipos suministrados por partisanos soviéticos.

Tuvia Bielski hizo de salvar las vidas de sus camaradas judíos su principal misión. Los Bielski animaron a judíos de los guetos cercanos de Lida, Nowogrodek, Minsk, Iwie, Mir, Baranowicze, entre otros, a escapar y a unirse a ellos en el bosque. Frecuentemente enviaban guías a los guetos para que escoltaran a las personas al bosque. A fines de 1942, una misión especial salvó a más de cien judíos del gueto de Iwie precisamente cuando los alemanes planeaban liquidarlo. Los exploradores de Bielski constantemente buscaban en los caminos a fugitivos judíos necesitados de protección.

Muchos judíos ocultos en los bosques en pequeños grupos familiares se unieron al grupo Bielski; los partisanos judíos que servían en organizaciones partisanas soviéticas también se sumaron a los Bielski en un intento por escapar del antisemitismo de sus unidades. El flujo de sobrevivientes judíos engrosó el grupo Bielski en más de 300 personas hacia fines del año 1942.

Hasta el verano de 1943, el grupo llevó una vida nómade en el bosque. Sin embargo, en agosto de 1943, los alemanes comenzaron una cacería humana masiva dirigida contra los partisanos rusos, polacos y judíos de la región. Desplegaron más de 20.000 militares y oficiales de las SS y la policía. Más aun, ofrecieron una recompensa de 100.000 reichmarks a cambio de información que los llevara a la captura de Tuvia Bielski. El grupo Bielski, que ya contaba con unos 700 judíos, era especialmente vulnerable a ser descubierto por las patrullas alemanas. En parte temían que los paisanos locales que les proveían de alimentos los traicionaran. Como resultado, el grupo se trasladó, en diciembre de 1943, a lo que se convertiría en su base permanente en el bosque Naliboki, una región pantanosa y de difícil acceso en la orilla derecha del río Niemen, al este de Lida y al noreste de Nowogrodek.

Fue en este entorno primitivo y poco prometedor que el grupo Bielski formó una comunidad. A pesar de encontrar cierta oposición dentro del grupo, Tuvia Bielski nunca cejó en su determinación de aceptar y proteger a todos los refugiados judíos, sea cual fuere su edad o su sexo. Los Bielski jamás rechazaron a nadie y permitieron la creación de un “campamento” familiar móvil—en efecto, una comunidad judía en el bosque. El grupo organizó en talleres a los refugiados judíos que eran trabajadores calificados. Emplearon al menos a 200 personas, incluidos zapateros, sastres, carpinteros, guarnicioneros y herreros.

Además, el grupo puso en marcha un molino, una panadería y una lavandería. Los líderes organizaron una primitiva enfermería, una escuela para los niños, una sinagoga e incluso un tribunal con cárcel. Los grupos de trabajo proveían de alimentos al campamento y desmalezaban el terreno donde podían para cultivar trigo y cebada.

COOPERACIÓN CON OTROS GRUPOS PARTISANOS

El bosque Naliboki estaba bajo la administración de partisanos soviéticos, donde fuera que los alemanes no estuvieran. Si bien el grupo Bielski no tenía orientación ideológica, Tuvia Bielski y los demás líderes cooperaban con los partisanos soviéticos: el mismo Bielski entabló una relación de amistad con el comandante regional de los partisanos soviéticos, el general Vasily Yefimovich Chernyshev (cuyo nombre en código era “Platon”). A pesar del predominio de opiniones antisemitas en varios destacamentos partisanos soviéticos, el general “Platon” protegió al grupo Bielski. Reconocía la función vital del campamento como base de mantenimiento para los partisanos soviéticos. En 1944, los líderes del campamento recibieron armas de cuarteles partisanos soviéticos.

Bielski rechazó los pedidos soviéticos de proporcionar una unidad de operaciones de entre los casi 150 hombres de su grupo que estaban involucrados en operaciones armadas. No deseaba abandonar a los hombres casados, a las mujeres y a los niños, porque sabía que no sobrevivirían sin la protección de los hombres armados del grupo. En 1943, esta preocupación lo impulsó a adentrarse junto con todo el grupo en las regiones más inaccesibles del bosque. Posteriormente, aunque de hecho el grupo permaneció unido y bajo el mando de Tuvia Bielski, formalmente se dividió en los destacamentos “Kalinin” y “Ordzhonikidze” de la Brigada Kirov de partisanos soviéticos.

Al mismo tiempo que salvaba vidas y protegía a los no combatientes del campamento, el grupo Bielski llevó a cabo varias misiones operativas. Atacó a los oficiales de la policía auxiliar bielorrusa, así como a los granjeros locales sospechosos de asesinar judíos. El grupo averió trenes alemanes, hizo estallar vías ferroviarias, destruyó puentes y facilitó escapes de los guetos judíos. Los combatientes Bielski a menudo se reunían con partisanos soviéticos en operaciones contra defensas e instalaciones alemanas; mataron a muchos alemanes y a sus colaboradores bielorrusos.

LIBERACIÓN

El 22 de junio de 1944, tropas soviéticas iniciaron una ofensiva masiva en Bielorrusia oriental. En seis semanas, el ejército soviético había destruido el Centro del Grupo del Ejército Alemán y avanzaba en dirección al oeste hacia el río Vístula en Polonia, liberando a toda Bielorrusia. Al momento de la liberación, el grupo Bielski estaba compuesto por 1.230 personas. Más del 70 por ciento eran mujeres, ancianos y niños que, de otro modo, habrían perecido bajo la ocupación alemana. Se calcula que unos 50 miembros del grupo Bielski fueron asesinados, una tasa de muertes inusualmente baja en comparación no solo con otros destacamentos partisanos sino también con otros grupos judíos de la región.

En 1945, después de la Segunda Guerra Mundial, Tuvia y Zus Bielski emigraron con sus familias a Palestina. Lucharon en las fuerzas armadas israelíes durante la guerra de 1948 que instauró el estado israelí. Más tarde inmigraron a los Estados Unidos. Asael fue reclutado en el ejército soviético. Murió en el frente en Prusia oriental, en febrero de 1945.

Thank you for supporting our work

We would like to thank The Crown and Goodman Family and the Abe and Ida Cooper Foundation for supporting the ongoing work to create content and resources for the Holocaust Encyclopedia. View the list of all donors.