<p>Se pasa lista a los prisioneros recién llegados, la mayoría judíos arrestados durante Kristallnacht ("la noche de vidrios rotos"), en el campo de concentración de Buchenwald. Buchenwald, Alemania, 1938.</p>

Buchenwald

Buchenwald era uno de los campos de concentración más grandes establecidos por los nazis. El campo se construyó en 1937 en un área arbolada sobre la ladera norte del Etterberg, alrededor de cinco millas al noroeste de Weimar en la Alemania oriental central. Antes de que los nazis tomaran el poder, Weimar era mejor conocido como la casa de Johann Wolfgang von Goethe, que representaba la ilustración alemana del siglo XVIII, y como el lugar de nacimiento de la democracia constitucional alemana en 1919, la Republica de Weimar. Durante el régimen nazi, “Weimar” llegó a estar asociado con el campo de concentración de Buchenwald.

Buchenwald se inauguró para prisioneros varones en julio de 1937. Las mujeres no fueron parte del sistema de campos de Buchenwald hasta 1944. Los prisioneros eran confinados a la parte norte del campo en una área conocida como el campo principal, mientras los cuarteles de los guardias de las SS y el recinto administrativo del campo estaban ubicados en la parte sur. El campo principal estaba rodeado de una cerca de alambre de púas electrificada, atalayas, y una cadena de centinelas equipados con ametralladoras activadas automáticamente. La cárcel, también conocida como el Búnker, estaba ubicada a la entrada del campo principal. Las SS llevaron a cabo fusilamientos en los establos y ahorcamientos en el área del crematorio.

Muchos de los primeros prisioneros en Buchenwald era prisioneros políticos. En 1938, después de Kristallnacht, las SS y la policía alemana mandaron a casi 10.000 judíos a Buchenwald donde fueron sujetados a tratamientos extraordinariamente crueles. 600 prisioneros murieron entre noviembre de 1938 y febrero de 1939.

Empezando en 1941, un programa de variados experimentos médicos involuntarios sobre prisioneros ocurrieron en Buchenwald en cuarteles especiales ubicados en la parte norte del campo principal. Los experimentos médicos con virus y enfermedades contagiosas como el tifus resultaron en cientos de muertes. En 1944, el doctor de las SS Carl Vaernet empezó una serie de experimentos con los que decía que iba a “curar” a los prisioneros homosexuales.

Tambien en 1944, un recinto especial para importantes prisioneros políticos alemanes fue creada cerca del edificio administrativo del campo en Buchenwald. Ernst Thaelmann, presidente del partido comunista de Alemania antes de que Hitler ascendiera al poder en 1933, fue asesinado ahí en agosto de 1944.

BUCHENWALD: LOS TRABAJOS FORZADOS Y LOS SUBCAMPOS

Durante la Segunda Guerra Mundial, el sistema de campos de Buchenwald se convirtió en una fuente importante de trabajo forzado. La población de los prisioneros expandió rápidamente, llegando a 110.000 para fines de 1945. Los prisioneros de Buchenwald trabajaban en la Fábrica de Equipo Alemán (DAW), una empresa poseída y operada por las SS; en las fábricas del campo; y en la cantera del campo. En marzo de 1943, la firma Gustloff abrió una fábrica de municiones en la parte este del campo. Un ramal ferroviario completado en 1943 conectaba el campo con los depósitos en Weimar, facilitando el envío de suministros de guerra.

Buchenwald administraba por lo menos 87 subcampos ubicados por toda Alemania, desde Duesseldorf en el Rin a la frontera del Protectorado de Bohemia y Moravia en el este. Los prisioneros de los campos satélites fueron forzados a trabajar mayormente en las fábricas de armamentos, las canteras, y proyectos de construcción. Periódicamente, prisioneros de todo el sistema de campos de Buchenwald tenían que participar en una selección. El personal de las SS mandaba a los que eran demasiados débiles o incapacitados a los centros de eutanasia de Bernberg o Sonnenstein, donde eran asesinados con gas. Otros prisioneros débiles eran asesinados con inyecciones de fenol administrados por el doctor del campo.

LA LIBERACIÓN DE BUCHENWALD

Mientras las fuerzas soviéticas avanzaban a través Polonia, los alemanes evacuaron a miles de prisioneros de los campos de concentración de la Polonia occidental. Después de marchas largas y brutales, más de 10.000 prisioneros débiles y agotados de Auschwitz y Gross-Rosen, la mayoría judíos, llegaron a Buchenwald en enero de 1945.

A principios de abril de 1945, mientras las fuerzas americanas se acercaban al campo, los alemanes empezaron a evacuar a 28.000 prisioneros del campo principal y otros 10.000 prisioneros de los subcampos de Buchenwald. Alrededor de un tercio de estos prisioneros murieron de agotamiento en camino o poco después de su llegada, o fueron fusilados por las SS. Muchas vidas fueron salvadas por la resistencia de Buchenwald, cuyos miembros tenían puestos administrativos claves en el campo. Bloquearon ordenes nazis y retrasaron la evacuación.

El 11 de abril de 1945, prisioneros sufriendo de inanición y consumidos asaltaron las atalayas, tomando control del campo. Más tarde en ese mismo día, las fuerzas americanas entraron a Buchenwald. Soldados de una división del Tercer Ejército estadounidense encontraron a más de 20.000 personas en el campos, 4.000 de ellos judíos, Aproximadamente 56.000 personas fueron asesinadas en el sistema de campos de Buchenwald, la mayoría de ellos después de 1942.