German Jewish adults and children wearing compulsory Jewish badges are lined up against a building. [LCID: 11191]

Localización de las víctimas

Más información sobre esta imagen

En 1939, el gobierno alemán realizó un censo de todas las personas que vivían en Alemania. Quienes realizaban el censo registraban la edad, el sexo, el lugar de residencia, la profesión, la religión y el estado civil de la persona y, por primera vez, también registraban la raza de la persona según el origen de sus abuelos. Miles de empleados después ingresaban esta información en tarjetas codificadas.

La máquina Hollerith, una primera versión de la computadora moderna, ordenaba y contaba las tarjetas. La Hollerith fue inventada en 1884 por un ingeniero germano-estadounidense, Herman Hollerith. Esta máquina fue utilizada por Estados Unidos, y por la mayoría de los gobiernos europeos, para el procesamiento de los datos de los censos a fines del siglo XIX y a principios del siglo XX. Las máquinas Hollerith utilizadas por los alemanes fueron desarrolladas por la sucursal alemana de la empresa estadounidense que más adelante sería conocida como International Business Machines (IBM).

La información del censo del año 1939 ayudó al funcionario alemán nazi Adolf Eichmann a crear el Registro judío que contenía información detallada de todos los judíos que vivían en Alemania. El Registro también contenía los nombres de los judíos de Austria y los Sudetes de la región oeste de Checoslovaquia, que las tropas alemanas ocuparon en 1938 y 1939 y convirtieron en parte del Reich (imperio alemán). La ideología y las políticas raciales nazis no se detuvieron en las fronteras de Alemania.

La tecnología y la información que en otras circunstancias hubieran sido herramientas útiles, bajo el régimen nazi se convirtieron en un medio para localizar víctimas.

FECHAS CLAVES

7 DE ABRIL DE 1933
LOS JUDÍOS SON IDENTIFICADOS Y RETIRADOS DE LOS PUESTOS GUBERNAMENTALES

Dos meses después de la designación de Adolf Hitler como canciller, la purga de la administración comienza con la legislación aprobada en abril de 1933. La legislación incluye un "párrafo sobre la raza aria" que permite la remoción de los judíos de diversas esferas de la sociedad. Todos los empleados del gobierno deben mostrar documentación de su ascendencia "aria". Por primera vez, la legislación define quienes son considerados judíos. Aquellos empleados con padres o abuelos judíos son desplazados de sus puestos. Los judíos que lucharon en el frente en la Primera Guerra Mundial o cuyos familiares directos habían caído en batalla están exentos hasta 1935, cuando ellos también son desplazados de sus puestos. El "párrafo sobre la raza aria", que identifica y desplaza a los judíos, pronto se aplica en todas las esferas de la vida pública de Alemania.

17 DE AGOSTO DE 1938
SE EXIGE QUE LOS JUDÍOS ADOPTEN UN NOMBRE "JUDÍO"

El gobierno alemán exige que todos los judíos en Alemania cuyo primer nombre no se reconoce de inmediato como judío agreguen un nombre "judío" después de su nombre. Se exige que los hombres se agreguen "Israel" y las mujeres "Sara". En octubre, el gobierno alemán confisca todos los pasaportes en poder de los judíos; los nuevos pasaportes emitidos a los judíos poseen una "J" impresa, para indicar que su titular es judío.

19 DE SEPTIEMBRE DE 1941
SE INTRODUCE EN ALEMANIA EL DISTINTIVO IDENTIFICADOR DE JUDÍOS

En Alemania, todos los judíos mayores de seis años están obligados a llevar siempre una estrella de seis puntas amarilla, con la palabra "Jude" ("judío" en alemán) en la parte del frente, en color negro, cocida en la vestimenta exterior. Ahora, los judíos se identifican a simple vista en Alemania. En octubre comienzan las deportaciones sistemáticas de judíos desde Alemania. En marzo de 1942, a los judíos también se les exige que exhiban el símbolo de la estrella en sus hogares.