<p>Retrato de algunos de los participantes en la sublevación del campo de exterminio de Sobibor. Polonia, agosto 1944.</p>

Sobibor

Para llevar a cabo el asesinato en masa de los judíos de Europa, las SS establecieron centros de exterminio dedicados exclusiva o principalmente a la destrucción de seres humanos en las cámaras de gas. Sobibor era uno de los tres centros de exterminio vinculados con la operación Reinhard, el plan de las SS para asesinar a casi dos millones de judíos que vivían en el territorio de la Polonia ocupada administrado por Alemania, conocido como el gobierno general.

Hechos clave

  • 1

    Desde abril de 1942 hasta mediados de octubre de 1943, las SS alemanas y sus auxiliares mataron a por lo menos 167,000 personas en Sobibor.

  • 2

    Para las operaciones de asesinato en Sobibor y los otros campos de la operación Reinhard, las SS recurrieron al personal y a la experiencia adquirida en el asesinato masivo de pacientes con discapacidades del programa de “eutanasia” (T4) en Alemania.

  • 3

    El 14 de octubre de 1943, la resistencia judía de Sobibor inició un levantamiento durante el cual escaparon unos 300 prisioneros. Posteriormente, la mayoría de los fugitivos fueron perseguidos y asesinados, pero unos 50 sobrevivieron a la guerra.

Las SS y las autoridades de policía alemanas construyeron Sobibor en la primavera de 1942. Fue el segundo de tres centros de exterminio creados como parte de la operación Reinhard (también conocida como Aktion Reinhard o Einsatz Reinhard). Esta consistía en un plan implementado por el Jefe de las SS y de la Policía de Lublin, el general de las SS Odilo Globocnik, para asesinar a los judíos del gobierno general (Generalgouvernement).  

El centro de exterminio de Sobibor se estableció cerca del pequeño pueblo de Sobibor. Se encontraba en una zona poco poblada y pantanosa, a unos 5 kilómetros (3 millas) al oeste del río Bug (Buh), en lo que hoy es la frontera oriental de Polonia. Estaba a unos 80 kilómetros (50 millas) al este de la ciudad de Lublin, a unos 40 kilómetros (24 millas) al norte de la ciudad de Chelm y a 8 kilómetros (5 millas) al sur de la ciudad de Wlodawa. Durante la ocupación alemana de Polonia en la Segunda Guerra Mundial, esta zona formaba parte del distrito de Lublin del gobierno general.

El campo de Sobibor se construyó a lo largo de la línea ferroviaria de Lublin-Chelm-Wlodawa, al oeste de la estación de Sobibor. Un ramal cercano conectaba el ferrocarril con el campo, y se usaba para desembarcar a los prisioneros de los transportes que llegaban. El sitio estaba oculto por un denso bosque de pinos y abedules.  

En su mayor extensión, el campo cubría un área rectangular de 400 por 600 metros (1,312 por 1,969 pies, un área un poco más grande que 33 campos de fútbol). El sitio estaba camuflado con ramas insertadas en la valla de alambre de púas y árboles plantados alrededor del perímetro. Además, estaba rodeado por un campo minado de 15 metros (50 pies) de ancho.

Deportaciones a Sobibor

Las principales deportaciones a los campos de exterminio, 1942-1944

Los oficiales de las SS y la policía alemanas efectuaron deportaciones a Sobibor entre mayo de 1942 y el otoño de 1943. Entre finales de julio y septiembre de 1942, las deportaciones por tren a Sobibor desde puntos del sur se suspendieron mientras se hacían reparaciones en el ferrocarril de Chelm-Lublin.

Los oficiales de las SS y la policía alemanas deportaron a judíos a Sobibor principalmente desde los ghettos de las regiones norte y este del distrito de Lublin en el gobierno general, como el ghetto de Chelm. Los alemanes también deportaron a judíos a Sobibor desde el territorio soviético ocupado por Alemania, la propia Alemania, Austria, Eslovaquia, Bohemia y Moravia, los Países Bajos y Francia. En total, los alemanes y sus auxiliares mataron por lo menos a 167,000 personas en Sobibor.

El personal de Sobibor

Aproximadamente 50 funcionarios alemanes y austriacos trabajaban en el lugar. Al igual que en Belzec y Treblinka, los otros dos centros de exterminio de la operación Reinhard, el personal alemán procedía casi exclusivamente del programa T4 o de “eutanasia”. El primer comandante oficial del campo, el policía austriaco Franz Stangl, había fungido inicialmente como subdirector administrativo del centro de exterminio de Hartheim, a cargo de la seguridad, y había realizado tareas similares en Bernburg antes de su traslado al distrito de Lublin. Al presenciar las operaciones de gaseo en Sobibor, Stangl informó con sorpresa, “era exactamente lo mismo que las cámaras de gas del Castillo de Hartheim”.  

El asistente de Stangl, el austriaco Franz Reichleitner, había trabajado con él en Hartheim. Reichleitner sucedió a Stangl como comandante de Sobibor en agosto de 1942, cuando este fue transferido a Treblinka. Reichleitner permanecería como comandante hasta la liquidación del campo en noviembre de 1943. 

Además del personal alemán de Sobibor, había una unidad de guardia auxiliar de la policía que estaba formada por 90 a 120 hombres. Todos los miembros de la unidad de guardia eran exprisioneros de guerra soviéticos de diversas nacionalidades, o civiles ucranianos y polacos seleccionados o reclutados para este fin. Estos hombres fueron entrenados en el campo de entrenamiento de Trawniki, una instalación especial del general Odilo Globocnik, líder de las SS y la policía en Lublin.

La topografía de Sobibor

Chaim Engel

El centro de exterminio de Sobibor estaba dividido en tres “campos”, que consistían en un área administrativa, un área de recepción y un área de exterminio. 

El Campo I, el área administrativa, incluía la puerta de entrada y la rampa del ferrocarril. También incluía el alojamiento de los miembros de las SS y de los guardias de Trawniki. Había una pequeña cantidad de prisioneros judíos que trabajaban en talleres que se ubicaban en esta zona. La mayoría de esos prisioneros también se alojaban ahí. 

El Campo II comprendía el área de recepción. Después de desembarcar de los transportes, los guardias obligaban a los prisioneros judíos que llegaban a la zona a entrar ahí. Esta parte del complejo albergaba las barracas para desvestirse y los almacenes que contenían las ropas y pertenencias de las víctimas. 

En la esquina noroeste del Campo II había un sendero estrecho y cerrado, conocido como el “tubo” (Schlauch en alemán), que conectaba el área de recepción con el Campo III. 

El campo III era el área de exterminio. Ahí se encontraban las cámaras de gas y las fosas comunes. Esta era también la ubicación de las barracas que albergaban una unidad de guardias y los trabajadores judíos que laboraban en esta parte del campo. A diferencia del complejo de Belzec, el sitio donde se cometían los asesinatos estaba más alejado del resto del campo. Los prisioneros del Campo III no tenían contacto con el resto de los prisioneros judíos de Sobibor. Por lo tanto, pasaban varias semanas antes de que los primeros judíos que realizaban trabajos forzados en los campos I y II se enteraran del destino de sus seres queridos que los habían acompañado a Sobibor, o de su proximidad a las cámaras de gas.

Asesinato masivo

Después de algunos gaseos experimentales para establecer la eficacia de las cámaras de gas, en mayo de 1942 las autoridades del campo comenzaron las operaciones regulares de gaseo. 

A la estación de Sobibor llegaban trenes de 40 a 60 vagones de carga. A continuación, trasladaban 20 vagones a la vez al Campo I, donde los guardias ordenaban a las víctimas que salieran del tren al andén. Los oficiales de las SS y la policía alemanas anunciaban que los deportados serían enviados a trabajar, pero que primero tendrían que bañarse y someterse a una desinfección. Los alemanes ordenaban a los judíos que abandonaran sus pertenencias y se desvistieran en las barracas. Por lo general, separaban a los hombres de las mujeres y los niños pequeños. Por último, los guardias obligaban a los prisioneros judíos a correr por el “tubo”, que conducía directamente a las cámaras de gas marcadas engañosamente como duchas. A las mujeres les cortaban el pelo en una barraca especial dentro del “tubo”. Una vez que se sellaban las puertas de la cámara de gas, los guardias de una habitación adyacente ponían en marcha un motor desde el que se canalizaba el monóxido de carbono hacia las cámaras de gas. Las personas que estaban dentro de las cámaras de gas eran asesinadas. Los prisioneros judíos que llegaban demasiado enfermos, débiles o ancianos para caminar hasta las cámaras de gas eran llevados al Campo III y fusilados en una fosa abierta. Después, cuando ya habían asesinado a todas las personas de los 20 vagones, el proceso se repetía con el siguiente grupo de 20 vagones de carga hasta que todos eran asesinados.

Los Sonderkommandos y el trabajo forzado

De cada transporte, los oficiales del campo elegían a un pequeño puñado de prisioneros que parecían aptos o hábiles para complementar el suministro de trabajos forzados en Sobibor. 

Algunos de los prisioneros seleccionados para permanecer vivos como trabajadores forzados eran obligados a trabajar en el área de exterminio del Campo III. Estos grupos se conocían como Sonderkommandos (destacamentos especiales). Tenían la tarea de sacar los cuerpos de las cámaras de gas y enterrar a las víctimas en fosas comunes. 

Otros prisioneros seleccionados para sobrevivir temporalmente trabajaban en las áreas de administración y recepción. Estos prisioneros facilitaban el descenso del tren, el desvestirse, la entrega de objetos de valor, y el movimiento de los prisioneros judíos al “tubo”. 

En el verano de 1942, el personal del campo envió a judíos para realizar trabajos forzados desde varios lugares del distrito de Lublin, con el fin de exhumar las fosas comunes de Sobibor y quemar los cuerpos en “hornos” al aire libre hechos con rieles de ferrocarril. Esto se hizo de conformidad con los esfuerzos del Sonderkommando 1005, que tenía la tarea de excavar y destruir las pruebas de los asesinatos masivos nazis en las zonas del este ocupadas por Alemania. 

El levantamiento de Sobibor

Retrato de algunos de los participantes en la sublevación del campo de exterminio de Sobibor.

A principios de 1943, los prisioneros judíos de Sobibor se preocuparon al sospechar que las operaciones de exterminio de las instalaciones estaban llegando a su fin. También se enteraron de que Belzec había sido desmantelado y todos los prisioneros sobrevivientes habían sido liquidados. En respuesta, los prisioneros organizaron un grupo de resistencia a finales de la primavera de 1943. Como la llegada a finales de septiembre de algunos judíos del ghetto de Minsk que habían sido prisioneros de guerra del Ejército Rojo aumentó la cantidad y habilidades militares de los prisioneros, decidieron planear un levantamiento tras el asesinato de oficiales clave del campo alemán. El 14 de octubre de 1943, con aproximadamente 600 prisioneros en el campo, los que conocían el plan del levantamiento iniciaron la revuelta. Los prisioneros lograron matar a 11 miembros del personal alemán y a algunos guardias entrenados en Trawniki. Ese día, alrededor de 300 prisioneros lograron escapar del centro de exterminio. Aproximadamente 100 fueron atrapados en la operación que siguió al levantamiento. Unos 50 prisioneros escaparon de Sobibor y sobrevivieron a la guerra.

Desmantelamiento de Sobibor

Después de la revuelta, los alemanes y los guardias entrenados en Trawniki desmantelaron el campo de exterminio y fusilaron a los prisioneros judíos que no se habían escapado en el levantamiento. De acuerdo con conversaciones entre los jerarcas de las SS, que se llevaron a cabo en el verano de 1943, los alemanes habían tenido la intención de transformar las instalaciones para otros fines. Inicialmente, iba a ser un corral de retención para las mujeres y los niños deportados al oeste desde la Bielorrusia ocupada, después de que sus padres y esposos fueran asesinados en lo que los alemanes llamaban operaciones antipartisanas. Posteriormente, consideraron la posibilidad de convertir el sitio en un depósito de suministro de municiones. Aunque no hay información de que hubieran llegado nuevos prisioneros a Sobibor después del desmantelamiento del centro de exterminio, un pequeño destacamento de guardias entrenados en Trawniki permaneció en el lugar al menos hasta finales de marzo de 1944. 

Por lo tanto, Sobibor fue el último de los campos de la operación Reinhard en ser liquidado. Al igual que en Belzec y Treblinka, la zona fue arada. El lugar del centro de exterminio de Sobibor fue plantado con un bosque de pinos.

Evidencia fotográfica: la colección de los perpetradores de Sobibor

Durante muchas décadas solo se conocieron dos fotografías que mostraban el centro de exterminio de Sobibor en funcionamiento. En 2020, el Museo del Holocausto adquirió más de 50 imágenes de Sobibor, anteriormente desconocidas, que habían sido propiedad del comandante adjunto del campo Johann Niemann. Estas fotos, que forman parte de una colección más grande donada por los descendientes de Niemann, proporcionan imágenes nunca antes vistas del centro de exterminio que incluyen fotos de edificios de barracas, talleres y guardias de las SS y de Ucrania.

Algunas de estas fotografías muestran al personal de Sobibor riendo y posando para, incluso mientras ayudaban a implementar el asesinato en masa de por lo menos 167,000 judíos inocentes. Niemann fue asesinado durante la revuelta de los prisioneros de Sobibor el 14 de octubre de 1943, después de la cual el campo fue cerrado.

Thank you for supporting our work

We would like to thank The Crown and Goodman Family and the Abe and Ida Cooper Foundation for supporting the ongoing work to create content and resources for the Holocaust Encyclopedia. View the list of all donors.