Mapa animado

La resistencia judía

Frente al terror nazi, muchos judíos resistieron los alemanes y sus colaboradores. Movimientos clandestinas de resistencia se desarrollaron en más de 100 ghettos en la Europa ocupada por los nazis. Más, bajo las condiciones más adversas, prisioneros judíos realizaron levantamientos en algunos de los campos nazis. Unidades de partisanos judíos operaban en Francia, Bélgica, Ucrania, Bielorrusia, Lituania, y Polonia. Judíos también lucharon en organizaciones de resistencia francesas, italianas, yugoslavas, griegas, y soviéticas. Aunque la resistencia armada organizada era la forma más directa de oposición a los nazis, la resistencia también incluía el escape, ocultarse, actividades culturales, y otros actos de conservación espiritual.

La transcripción completa

Aún al pico de la dominación alemana de Europa, muchos judíos arriesgaron sus vidas en su resistencia a la opresión nazi.

En los ghettos a través la Europa ocupada por los nazis, los judíos desafiaron la indignidad y la deshumanización del terror nazi usando la resistencia espiritual e intentando de mantener su vida comunal y cultural.

Celebraban ceremonias religiosas clandestinas, crearon escuelas y bibliotecas, y mantenían las tradiciones culturales a través publicaciones, conferencias, y funciones secretas.

Archivos secretos de arte y documentación escrita registraban las condiciones en algunos de los ghettos.

A través Europa, redes clandestinas de falsificadores y contrabandistas proveían comida y documentos oficiales que podían salvar vidas a la gente en los ghettos y los que se ocultaban.

La forma más directa de la oposición judía a los nazis era el movimiento de resistencia armada.

En la Europa occidental, partisanos judíos contrabandeaban las personas en peligro a lugares seguros y ayudaban a las personas que se ocultaban.

También se juntaron con equipos de resistencia no judíos y saboteaban las operaciones militares de los alemanes.

A pesar de un apoyo mínimo y hasta hostilidad de las poblaciones locales, se formaron equipos de resistencia armada en más de 100 ghettos.

En abril de 1943, los judíos de Varsovia, superados en armas y números, lanzaron el levantamiento más grande en un ghetto. Después de casi un mes, los alemanes aplastaron la rebelión.

Los judíos lucharon contra los alemanes tanto en los ghettos como en las líneas de frente en los bosques cercanos.

En muchos casos, miembros de la resistencia también se reunían con equipos partisanos afuera de los ghettos de la Europa oriental.

Revueltas de prisioneros hasta ocurrieron en campos nazis, incluyendo los levantamientos de 1943-1944 en los campos de exterminio de Treblinka, Sobibor, y Auschwitz-Birkenau.

El espíritu de estos y otros esfuerzos trasciende la inhabilidad de estos a parar las políticas de genocidio de los nazis.


Etiquetas


  • US Holocaust Memorial Museum

Share This