Adolf Hitler addresses an SA rally, Dortmund, Germany, 1933

El terror nazi comienza

Más información sobre esta imagen

El terror nazi comienza Después de que Adolf Hitler asumiera el cargo como canciller de Alemania en enero de 1933, no tardó en comenzar a convertir el gobierno alemán en una dictadura unipartidista y en organizar el poder policial que era necesario para hacer cumplir las políticas nazis. Convenció a su Gabinete de declarar un estado de emergencia y puso fin a las libertades individuales, incluyendo la libertad de prensa, de expresión y de asociación. Las personas perdieron el derecho a la privacidad, es decir que los funcionarios podían leer el correo de la gente, escuchar conversaciones telefónicas y allanar domicilios particulares sin orden judicial.

Para conseguir sus objetivos, Hitler también se valía del terror. Atraídos por el pago, un sentimiento de camaradería y los llamativos uniformes, decenas de miles de jóvenes desocupados se pusieron las camisas marrones y las botas altas de cuero de las Tropas de Asalto nazis (Sturmabteilungen) o SA. Estos policías auxiliares tomaban las calles y golpeaban y mataban a los oponentes al régimen nazi. Por puro miedo a las SA, muchos alemanes que no apoyaban a los nazis se mantuvieron en silencio.

FECHAS CLAVES

31 DE MARZO DE 1933
NOMBRAMIENTO DE GOBERNADORES NAZIS PARA LOS ESTADOS ALEMANES

Adolf Hitler reemplaza a los funcionarios elegidos para los gobiernos estatales por funcionarios nazis. Uno de los primeros pasos para establecer el control nazi centralizado en Alemania es la eliminación de los gobiernos estatales. Hermann Goering, un nazi prominente, se convierte en primer ministro de Prusia, el estado alemán más grande. En 1935, las administraciones estatales son transferidas al gobierno central de Berlín.

2 DE MAYO DE 1933
LOS NAZIS TOMAN EL CONTROL DE LOS SINDICATOS

Las Tropas de Asalto (SA) y la policía ocupan las oficinas de los sindicatos. Los funcionarios y los activistas de los sindicatos están aterrorizados. Confiscan los registros y los bienes de los sindicatos. Los sindicatos son obligados a fusionarse con la organización nazi, el Frente de Trabajo Alemán. Así queda abolida la representación obrera independiente.

14 DE JULIO DE 1933
EL PARTIDO NAZI SE CONVIERTE EN EL PARTIDO DEL ESTADO

Se disuelven todos los partidos políticos excepto el nazi. El partido nazi será el único partido político permitido en Alemania, una situación que se prolongará hasta la derrota militar alemana en 1945. Así, Alemania se transforma en una dictadura unipartidista. Los afiliados del partido aumentan a 2,5 millones en 1935 y finalmente a 8,5 millones en 1945.

20 DE JULIO DE 1933
ADOLF HITLER FIRMA UN CONCORDATO (ACUERDO) CON LA IGLESIA CATÓLICA

Un tratado entre el gobierno alemán y el Vaticano (la máxima autoridad de la iglesia católica romana) que les garantiza a los católicos la libertad de la práctica religiosa privada, pero disuelve las organizaciones políticas y sindicales católicas. El Vaticano (que tenía la condición de un estado soberano) fue el primer estado en reconocer formalmente la legitimidad del gobierno de Adolf Hitler. Pese al tratado, los nazis continuaron persiguiendo a los sacerdotes, las escuelas y las organizaciones religiosas y culturales católicas.