Testimonio

Henny Fletcher Aronsen

Henny nació de una familia judía de clase media alta en Kovno, Lituania. Ella y su hermano fueron a escuelas privadas. En junio de 1940 los soviéticos ocuparon Lituania, pero poco parecío cambiar hasta la invasión alemana en junio de 1941. Los alemanes establecieron un ghetto en Kovno en agosto de 1941. Henny y su familia fueron forzados a mudarse al ghetto. Henny se casó en el ghetto en noviembre de 1943; su dote era una libra de azúcar. Sobrevivió varias redadas durante las cuales algunos de sus amigos y familia fueron deportados. Henny fue deportada al campo de concentración de Stutthof en 1944, cuando los alemanes liquidaron el ghetto de Kovno. Fue asignada a trabajos forzados. Los alemanes forzaron a Henny y otros prisioneros en una marcha de la muerte mientras avanzaban las tropas soviéticas. Después que las tropas soviéticas liberaron a Henny en 1945, se reunió con su marido y se mudó a los Estados Unidos.

La transcripción completa

Cuando nos acercábamos a Stutthof, nos dijeron a las mujeres que saliéramos y que más tarde nos reunirían con nuestros maridos y nuestros padres. Mi cuñada y yo nos bajamos del tren. No estoy segura de si ellos tenían algún transporte. Sí, creo que tenían camiones abiertos en los que nos apiñamos. Y así llegamos a Stutthof. Enseguida me quitaron el abrigo y todo lo demás que tenía, que era muy poco, creo, porque no tuve oportunidad de llevarme nada. Me aferré a mi madre y entonces nos dijeron que nos desnudáramos. Siempre tenían mesas, detrás de las que se sentaban jóvenes alemanes. Nos dijeron que entráramos en un área grande y nos desnudáramos. Debíamos quitarnos todo. Allí estaba yo, junto a mi madre, con otros cientos de mujeres, completamente desnudas, y debíamos desfilar frente a un escritorio en el que había un puñado de jóvenes matones. ¿Qué piensas en una situación como esa? Que son criaturas de algún otro planeta. Sólo que entonces no pensábamos en otros planetas, eran criaturas salidas del infierno. ¿Por qué iba a molestarme en preocuparme por ellos, por lo que me mirasen? Porque cuán humillada puedes sentirte allí parada con tu madre y tus familiares y amigas, aunque yo no tenía familiares, sólo mi cuñada. Así que allí estaba, de pie, completamente desnuda, con esos hombres mirándome. Me limité a quedarme de pie, mientras ellos miraban, y luego nos dijeron que regresáramos a tomar las duchas, nos dieron los uniformes, esos uniformes a rayas, y así comenzó nuestro viacrucis. Así era el campo de concentración.


  • US Holocaust Memorial Museum Collection
Ver detalles de la colección

Esta página también está disponible en:

Thank you for supporting our work

We would like to thank Crown Family Philanthropies and the Abe and Ida Cooper Foundation for supporting the ongoing work to create content and resources for the Holocaust Encyclopedia. View the list of all donors.