Juicios por crímenes de guerra (versión abreviada)

Después de la Segunda Guerra Mundial, tribunales nacionales e internacionales llevaron a cabo juicios contra personas acusadas de criminales de guerra. El juicio a los oficiales alemanes de alto rango ante el Tribunal Militar Internacional (IMT) se realizó en Núremberg, Alemania, con jueces de las potencias aliadas (Estados Unidos, el Reino Unido, la Unión Soviética y Francia). Entre el 18 de octubre de 1945 y el 1 de octubre de 1946, el Tribunal Militar Internacional juzgó a 22 criminales de guerra “principales” por los cargos de crímenes contra la paz, crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y conspiración para cometer tales crímenes. Doce de los acusados fueron sentenciados a la pena de muerte; tres fueron sentenciados a cadena perpetua; y cuatro fueron condenados de 10 a 20 años de prisión. El Tribunal Militar Internacional absolvió a tres de los acusados. También en Núremberg, tribunales militares de Estados Unidos realizaron otros 12 juicios contra oficiales alemanes de alto rango. Entre los procesados se encontraban médicos destacados, miembros de los equipos móviles de matanza, miembros de la administración judicial alemana y del Ministerio de Asuntos Exteriores alemán, e importantes industriales alemanes.

Después de 1945, la abrumadora mayoría de juicios por crímenes de guerra procesaron a funcionarios y oficiales de rangos inferiores. Durante los primeros años de la posguerra, las cuatro potencias aliadas también realizaron juicios en sus zonas de ocupación en Alemania y Austria. Gran parte de lo primero que se supo sobre el sistema de campos de concentración proviene de las pruebas y los testimonios de testigos de esos juicios. Tanto la República Federal Alemana (Alemania Occidental) como la República Democrática Alemana (Alemania Oriental) realizaron juicios contra acusados de la época nazi en las décadas que siguieron a su creación como estados independientes. También realizaron juicios nacionales de posguerra muchos países que fueron ocupados por Alemania durante la Segunda Guerra Mundial o que colaboraron con los alemanes en la persecución de las poblaciones civiles, especialmente de judíos. Polonia, la ex Checoslovaquia, la Unión Soviética, Hungría, Rumania y Francia, entre otros, juzgaron a miles de acusados, tanto alemanes como colaboradores locales. En 1961, el juicio contra Adolf Eichmann (el principal artífice de la deportación de judíos europeos) ante un tribunal Israelí captó la atención del mundo. Sin embargo, muchos perpetradores de los crímenes de la época nazi nunca fueron juzgados ni sancionados, y simplemente retomaron sus vidas normales. La caza de criminales de guerra alemanes y del Eje aún continúa en la actualidad.

Thank you for supporting our work

We would like to thank The Crown and Goodman Family and the Abe and Ida Cooper Foundation for supporting the ongoing work to create content and resources for the Holocaust Encyclopedia. View the list of all donors.