Alianza del Eje en la Segunda Guerra Mundial (versión abreviada)

Durante la Segunda Guerra Mundial, las partes beligerantes luchaban como miembros de una de dos alianzas principales: el Eje y los Aliados. Los tres miembros principales de la alianza del Eje eran Alemania, Italia y Japón. Estos tenían dos intereses en común: Uno era la expansión territorial y la fundación de imperios mediante la conquista militar y el derrocamiento del orden internacional posterior a la Primera Guerra Mundial, y otro era la destrucción de la neutralidad del comunismo soviético.

El 1 de noviembre de 1936, una semana después de firmar un pacto de amistad, Alemania e Italia anunciaron la formación del Eje Roma-Berlín. El 25 de noviembre de 1936, la Alemania nazi y el Imperio Japonés firmaron el llamado Pacto Anti-Comintern dirigido contra la Unión Soviética. El 6 de noviembre de 1937, Italia se unió al Pacto Anti-Comintern. El 22 de mayo de 1939, Alemania e Italia firmaron el llamado Pacto de Acero y formalizaron la alianza del Eje con disposiciones militares. Finalmente, el 27 de septiembre de 1940, Alemania, Italia y Japón firmaron el Pacto Tripartito, conocido como la alianza del Eje.

Hungría se unió al Eje el 20 de noviembre de 1940 y Rumania lo hizo el 23 de noviembre de ese mismo año. Eslovaquia, que dependía política y económicamente de Alemania para existir como estado “independiente”, hizo lo mismo el 24 de noviembre. Bulgaria también se unió al Eje el 1 de marzo de 1941 y Yugoslavia, el 25 de marzo 1941. Dos días después, las autoridades militares serbias derrocaron el gobierno que había firmado el Pacto Tripartito. Después de que las fuerzas del Eje invadieron y desmembraron Yugoslavia en abril, el llamado Estado Independiente de Croacia recién establecido se unió al Eje el 15 de junio de 1941. Cuatro días después de que el Eje invada la Unión Soviética, el 26 de junio de 1941, Finlandia, que nunca firmó el Pacto Tripartito, ingresó a la guerra contra la USSR como un “cobeligerante”.

Las potencias aliadas, lideradas por Gran Bretaña, los Estados Unidos y la Unión Soviética, derrotaron al Eje en 1945.