An assembly point (the Umschlagplatz) in the Warsaw ghetto for Jews awaiting deportation. Warsaw, Poland, between 1940 and 1943.

Deportaciones

Más información sobre esta imagen

Deportaciones En los meses que siguieron a la Conferencia de Wannsee, el régimen nazi continuó con sus planes para la "Solución final". Los judíos fueron "deportados", transportados en trenes o camiones a seis campos, todos ubicados en la Polonia ocupada: Chelmno, Treblinka, Sobibor, Belzec, Auschwitz-Birkenau y Majdanek-Lublin.

Los nazis llamaban a estos seis campos "campos de exterminio". La mayoría de las personas deportadas fueron asesinadas de inmediato en grupos grandes mediante gas letal. Los nazis cambiaron al asesinato con gas como su método preferido de asesinato en masa dado que para ellos era "más limpio" y más "eficiente" que los fusilamientos. El uso de gas también les evitaba a los asesinos el estrés emocional que muchos miembros de los equipos móviles de matanza habían experimentado al dispararles a las personas frente a frente. Los centros de exterminio se encontraban en zonas aisladas, semirrurales, bastante ocultas de la vista pública. Estaban instalados cerca de líneas ferroviarias importantes, lo que permitía que los trenes transportaran cientos de miles de personas a los centros de exterminio.

Muchas de las víctimas fueron deportadas desde los ghettos cercanos, algunas ya en diciembre de 1941, incluso antes de la reunión de Wannsee. Sin embargo, las SS comenzaron a vaciar los ghettos de manera acelerada en el verano de 1942. En un período de dos años, más de dos millones de judíos fueron desalojados de los ghettos. Para el verano de 1944, muy pocos ghettos quedaban en Europa oriental.

Al mismo tiempo que se desocupaban los ghettos, grandes cantidades de judíos así como romaníes (gitanos) eran transportados desde muchos países lejanos ocupados o controlados por Alemania, incluidos Francia, Bélgica, los Países Bajos, Noruega, Hungría, Rumania, Italia, el norte de África y Grecia. Las deportaciones exigían la ayuda de muchas personas y de todas las ramas del gobierno alemán. En Polonia, las víctimas ya estaban encarceladas en ghettos y totalmente bajo control alemán. Pero, la deportación de judíos desde otras partes de Europa era un problema mucho más complejo. El Ministerio de Asuntos Exteriores de Alemania tuvo éxito al presionar a la mayoría de los gobiernos de los países ocupados y aliados para que ayudaran a los alemanes durante la deportación de los judíos que vivían en sus países.

FECHAS CLAVES

15 DE JULIO DE 1942
COMIENZAN LAS DEPORTACIONES SISTEMÁTICAS DESDE LOS PAÍSES BAJOS

Los judíos de los Países Bajos han sido concentrados, de manera sistemática, en el campo de tránsito de Westerbork. La mayoría de los judíos enviados a Westerbork permanecen allí solamente un tiempo breve antes de ser deportados a los centros de exterminio en el este. Desde el 15 de julio de 1942, los alemanes deportan aproximadamente 100.000 judíos desde Westerbork: alrededor de 60.000 a Auschwitz, más de 34.000 a Sobibor, casi 5.000 al ghetto de Theresienstadt y aproximadamente 4.000 al campo de concentración de Bergen-Belsen. La abrumadora mayoría de los deportados son asesinados al llegar a los campos.

22 DE JULIO DE 1942
JUDÍOS DE VARSOVIA DEPORTADOS AL CENTRO DE EXTERMINIO DE TREBLINKA

Entre el 22 de julio y mediados de septiembre de 1942, más de 300.000 personas son deportadas desde el ghetto de Varsovia: más de 250.000 de esas 300.000 son deportadas al centro de exterminio de Treblinka. A las personas deportadas se les lleva por la fuerza al Umschlagplatz (punto de deportación), que está conectado con la línea férrea Varsovia-Malkinia. Se les apiña en vagones de carga y la mayoría es deportada a Treblinka vía Malkinia. La abrumadora mayoría de los deportados son asesinados al llegar a Treblinka. En septiembre, al finalizar la deportación masiva del año 1942, solamente alrededor de 55.000 judíos permanecen en el ghetto.

15 DE MAYO DE 1944
COMIENZAN LAS DEPORTACIONES SISTEMÁTICAS DE JUDÍOS DESDE HUNGRÍA

Las fuerzas alemanas ocupan Hungría el 19 de marzo de 1944. En abril de ese mismo año, todos los judíos, excepto los de Budapest, son obligados a vivir en ghettos. Las deportaciones sistemáticas desde los ghettos de Hungría a Auschwitz-Birkenau comienzan el mes siguiente, mayo de 1944. En menos de tres meses, alrededor de 440.000 judíos son deportados desde Hungría en más de 145 trenes. La abrumadora mayoría es asesinada al momento de llegar a Auschwitz.