Testimonio

Irene Hizme y Rene Slotkin

Irene y Rene nacieron Renate y Rene Guttman. La familia se mudó a Praga poco después del nacimiento de los mellizos, donde vivían cuando los alemanes ocuparon Bohemia y Moravia en marzo de 1939. Pocos meses después, soldados alemanes arrestaron a su padre. Décadas después, Irene y Rene se enteraron que fue matado en el campo de Auschwitz en diciembre de 1941. Irene, Rene y su madre fueron deportados al gueto de Theresienstadt, y después al campo de Auschwitz. En Auschwitz, los mellizos fueron separados y sujetos a experimentos médicos. Irene y Rene estuvieron separados por mucho tiempo después de su liberación de Auschwitz. El grupo Rescate de Niños trajo a Irene a los Estados Unidos en 1947, donde se reunió con Rene en 1950.

La transcripción completa

IRENE: El próximo recuerdo que tengo, poco tiempo después de eso, es de nosotros caminando —era de noche— a través de la nieve, y nuestra madre tenía una maleta que llevaba arrastrando. Recuerdo que yo no quería ir a cualquiera fuera el lugar al que estábamos yendo. Recuerdo que me dio un tirón, como diciendo “vamos”. Entonces la recuerdo; y ahí es cuando recuerdo su presencia, porque tengo el recuerdo vívido de cómo me empujaba.
RENE: Supongo que yo iba tranquilo, porque no recuerdo los empujones. Sí recuerdo esa noche, sin embargo, y sí recuerdo a los perros.
IRENE: Sí, sí, había perros ladrando. Luego nos subimos a un tren.
RENEÉ: Sí, recuerdo ese viaje en tren.
IRENE: Sí, yo también.
RENE: Quiero decir, ese era... ahora sabemos que ese era el viaje en tren a Auschwitz. Pero la combinación del calor, el olor, los cuartos apiñados, el tamaño, la agonía dentro de ese vagón. Se escuchaba que la gente simplemente se moría...
IRENE: Había un quejido y...
RENE: Un quejido, era horrible.
IRENE: Y siendo pequeños era difícil... eran todos esos cuerpos cerca de uno. Y recuerdo que solo quería recostarme.
RENE: Sí, claro, no nos podíamos recostar por alguna razón...
IRENE: Claro, no había espacio...
RENE: O no había un lugar o no había espacio o estaba muy sucio o no había ningún lugar para recostarse.
IRENE: No se podía, no había lugar. Uno se tenía que quedar de la misma forma en la que había subido. Pero no lloramos.
RENE: No.
IRENE: No lo hicimos. Teníamos miedo. Sabíamos que llorar no era algo que pudiéramos hacer.


Etiquetas


  • US Holocaust Memorial Museum Collection
Ver detalles de la colección

Thank you for supporting our work

We would like to thank The Crown and Goodman Family and the Abe and Ida Cooper Foundation for supporting the ongoing work to create content and resources for the Holocaust Encyclopedia. View the list of all donors.