<p>Encarte preparado para los soldados estadounidenses. Este diagrama, publicado en la edición extranjera de Newsmap for the Armed Forces, explica los cargos contra los acusados de Núremberg. 1945.</p>

¿Cómo se definieron los crímenes?

“Nunca antes en la historia jurídica se hizo el esfuerzo de reunir en el ámbito de un único litigio los acontecimientos de una década, que afectan a todo un continente e involucran a muchas naciones, incontables individuos e innumerables hechos”.
Robert H. Jackson, fiscal principal estadounidense

Hoy la legislación internacional sobre crímenes contra la humanidad ha alcanzado un desarrollo radicalmente mayor que cuando se creó el Tribunal Militar Internacional (IMT) hace 60 años. En la actualidad existen tribunales especiales para la ex Yugoslavia y para el genocidio de Ruanda. El marco y el vocabulario rector para estos tribunales se fundamentan en los precedentes sentados en Núremberg.

Incluso antes del fin de la Segunda Guerra Mundial, los líderes de las naciones aliadas resolvieron enjuiciar a los responsables de la guerra y de la violencia contra la población civil, incluidos los asesinatos masivos de judíos europeos. Destacados criminales de guerra cuyos delitos no podían asignarse a una ubicación geográfica en particular serían castigados por decisiones conjuntas de los gobiernos aliados.

En agosto de 1945, se firmó el estatuto del Tribunal Militar Internacional, que traducía la visión de los tiempos de guerra a la realidad. El estatuto establecía un tribunal militar formado por un juez titular y uno suplente de cada uno de los países aliados vencedores: Francia, Gran Bretaña, la Unión Soviética y Estados Unidos. Todas las decisiones del tribunal requerían un voto mayoritario del jurado.

Al tribunal se le confirió autoridad “para intentar castigar a las personas que, actuando en el interés de los países europeos del eje”, cometieron alguna de estas cuatro categorías recientemente definidas de crimen:

Cargo uno: conspiración. Conspirar para cometer crímenes contra la paz, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad. El cargo de conspiración, y la decisión de juzgar organizaciones alemanas y nazis específicas como acusados ante el tribunal permitió futuros juicios contra todo individuo perteneciente a estas organizaciones criminales.

Cargo dos: crímenes contra la paz. Planear y hacer la guerra.

Cargo tres: crímenes de guerra. Violaciones de leyes existentes sobre el maltrato de combatientes enemigos y prisioneros de guerra, causando deliberadamente la muerte o hiriendo a la población civil sin necesidad militar.

Cargo cuatro: crímenes contra la humanidad. El “asesinato, la exterminación, la esclavitud, la deportación… o la persecución de un individuo por razones políticas, raciales o religiosas”. Este fue el marco jurídico en el cual se juzgaron los crímenes del Holocausto.

Uno de los conceptos legales más significativos que surgieron en el Tribunal Militar Internacional fue que el argumento de defensa de seguir órdenes no era una excusa válida para el comportamiento criminal.

Thank you for supporting our work

We would like to thank The Crown and Goodman Family and the Abe and Ida Cooper Foundation for supporting the ongoing work to create content and resources for the Holocaust Encyclopedia. View the list of all donors.